Una Historia sobre la que reflexionar

En 2005, el Año Internacional de la Física, unos investigadores argentinos encontraron en la Patagonia un yacimiento de huevos de dinosaurio con embriones en su interior, el grupo ABBA se reunió por primera vez en más de 30 años, se incendió la Torre Windsor de Madrid, se aprobó la ley del matrimonio igualitario en España, el huracán Katrina azotó Nueva Orleans, entró en vigor el Protocolo de Kyoto, Angela Merkel fue elegida primera mujer canciller de Alemania y se realizó un referéndum nacional para la ratificación de la Constitución Europea en el que participó un 42% de la población.

Algunos de los hechos que sucedieron aquel año nos alegraron y otros nos entristecieron. Hubo bastantes que afectaron nuestras vidas de modo más o menos indirecto, y unos pocos que han acabado por condicionar nuestras rutinas, nuestra cotidianidad y, por qué no decirlo, nuestro modo de mirar. En Febrero del 2005 se creó youtube, y en Abril de ese mismo año Jawed Karim subió a dicha plataforma el primer vídeo. A partir de aquí, numerosos son los cambios que ha propiciado la tecnología respecto al consumo de imágenes en movimiento. En la actualidad, el auge de las plataformas VOD nos ofrece nuevos modelos de consumo y las posibilidades de elección del espectador aumentan de modo exponencial, pero este significativo hecho requiere también de un replanteamiento de las estructuras existentes. Nuevos modelos, no solo de distribución y consumo, sino también de producción. Otras formas de crear cine y darlo a conocer, una multiplicación de pantallas y posibilidades que exige también una recapitulación de lo que hemos logrado hasta ahora y plantea la necesidad de reflexionar sobre el pasado para después poder centrar la vista en el presente con un mayor conocimiento de causa.

A finales del año 2005 nació Contrapicado. Nació gracias a la dedicación y la energía de sus fundadores, Stefan Ivančić y Daniel Ureña, y también gracias a la aportación de numerosos colaboradores. Al mismo tiempo, en el territorio de la crítica cinematográfica online empezaron a proliferar webs y blogs especializados. Compañeros como Blogs & Docs, Letras de cine, Transit o Miradas de Cine entretejieron un corpus crítico alternativo al de la (por otro lado, bastante escasa) prensa impresa de este país y crearon una polifonía de voces que, aun a pesar de encontrarse en los márgenes (o tal vez gracias a ello), enriqueció indudablemente el panorama de la crítica cinematográfica en España. Algunas de estas publicaciones han desaparecido y otras han resistido el paso del tiempo, reinventándose constantemente para adaptarse a los cambios que ha traído consigo la segunda década del S XXI. Nosotros seguimos aquí después de casi 12 años a nuestras espaldas y nos gustaría celebrarlo con un número muy especial (el 50, nada menos) dedicado al cine español de la última década. Un repaso a todas aquellas películas que nos han marcado en estos últimos años, que han sido objeto de polémica y debate, que han educado nuestra mirada y que, de uno u otro modo, han acabado por formar parte de la historia del cine español más reciente. Una historia que ha vivido la instauración definitiva del vídeo digital y la democratización de la tecnología, pero también el cierre masivo de salas de cine con la llegada de la crisis. Una historia con altos y bajos, con contradicciones, con momentos memorables, con iniciativas pertinentes y necesarias. Una historia sobre la que os invitamos a reflexionar. A vosotros, como lectores, y también a todos aquellos a los que hemos tenido la oportunidad de entrevistar: directores de festivales, programadores, fundadores de plataformas VOD, críticos de cine… Porque sabemos que un discurso en el que participan varias voces es siempre infinitamente más interesante, más enriquecedor y más necesario. Por eso, a todos aquellos que habéis participado de uno u otro modo en este número 50 de Contrapicado, muchas gracias.