Archivo de la etiqueta: TS-19

‘The Walking Dead’ [Segunda temporada]

Vitalismo en el fin del mundo

The Walking Dead parece haber superado con éxito la prueba (de audiencia) de la primera temporada. Tanto es así que de los 6 episodios pasaremos a una segunda temporada con 13 capítulos que se emitirán a partir del 16 de octubre. Los fans estamos impacientes y aquellos que siguen sin encontrarle “el qué” a la serie no se lo explican. ¿Qué tiene esta serie que entusiasma tanto? Hay que reconocerlo, la primera temporada tiene capítulos que parecen un auténtico muermo. A pesar de esto hay originalidad en la historia, sí, la que Robert Kirkman se impuso como premisa en el cómic que sirve de base: no contar una historia con final marcado, con happy end a la vista, sino una serie en apariencia infinita en la que lo importante son los personajes, su transformación tras el fin de la civilización. Al menos tal como la conocemos.

Kirkman lo deja claro en la introducción del cómic, lo que resulta más molesto de la mayoría de historias supuestamente (post)apocalípticas es la posibilidad de un futuro factible. Pensad en el deus ex machina de Soy leyenda (Francis Lawrence, 2007). Los personajes atraviesan las situaciones más escalofriantes pero siempre, al final de todo, aparece una posibilidad de vida nueva que redime todo el sufrimiento padecido. The Walking Dead está en las antípodas de este esquema narrativo. Es cierto que por esta razón la primera temporada muchas veces se centra en exceso en explorar las emociones de los personajes y se olvida de la acción y el suspense. También es cierto, no obstante, que por esta precisa razón la serie ha terminado abriéndose a una dimensión inesperada en la representación del Apocalipsis.

Pero antes, detengámonos un instante y hagamos un esfuerzo. Imaginemos por un momento que todo cuando conocemos se ha acabado. Literalmente. No más trabajo, no más supermercados, no más vecinos con quienes discutir, no más amigos con los que hablar, no hay seguridad indefinida, sólo quedan casas vacías y el sitio donde estamos ha de estar cerrado a cal y canto. Ellos están afuera, por todas partes. Se acabó la ciudad, las calles están desiertas, no hay nada, se acabó todo. Sólo queda la más cruda supervivencia. Los títulos de crédito plantean ya la representación visual de ese final de los tiempos aunque The Walking Dead se permita, luego, repetir los pasos de tantas otras historias de personajes que se despiertan sin saber lo que ha acontecido: 28 días después... (Danny Boyle, 2002), por ejemplo.

El acierto de The Walking Dead lo encontramos sin embargo en la medida que la tragedia revela un vitalismo inusitado. Es como si, para alejarse de las fallidas historias (post)apocalípticas, la serie se hubiera alineado con la desesperación de un final sin tregua, algo parecido a la lenta agonía de la tierra baldía de The Road (John Hillcoat, 2009). Y de repente, cuando el implacable final parece destruir toda esperanza, la historia nos revelase entonces que sólo ante la nihilidad de un mundo gobernado por zombis/infectados la vida empieza a tener sentido. De ahí que la explicación del Dr. Jenner sobre el modus operandi de la infección, en el capítulo final de la primera temporada, se nos antoje como uno de los momentos más sublimes de la ficción televisiva contemporánea.

La vida y el sentido que se revela ante la irrupción de la contingencia, The Walking Dead plantea la cuestión y somos nosotros quienes recogemos el interrogante. Kirkman puede estar contento. Desde el incidente de la chica de la bicicleta del primer episodio hasta el descorazonador final de la primera temporada, la serie se ha servido de la evolución interior de los personajes para madurar sutilmente esta cuestión. La segunda temporada promete. Quienes hemos leído el cómic esperamos muchas cosas y los que aún no lo hayáis hecho podéis abrir boca con un pequeño adelanto: fijaros en el cambio de Rick Grimes, de temer a los muertos vivientes a emboscarlos como si nada. ¡Que sea octubre, ya!

Publicado en Trailers | Etiquetado , , , , , , | Comentarios desactivados en ‘The Walking Dead’ [Segunda temporada]