Archivo de la etiqueta: Steven Soderbergh

Sitges 2012 – Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya (09/10/2012)

Confirmaciones esperadas, realidades decepcionantes

Se esperaba con impaciencia la jornada de hoy debido a la presentación de 3 de los títulos con mayores expectativas del festival. Después de triunfar en Sitges con Surveillance (2008) se esperaba mucho de lo nuevo de Jennifer Chambers Lynch, Chained. Un título que arranca con una fuerza inusitada sumergiéndonos en el mundo amoral e irracional de un secuestrador y asesino múltiple de mujeres. Un inicio de película que poco a poco se deshace al buscar los motivos de tal comportamiento y así, en cierto modo, tratar de buscar una empatía con el personaje que nuca se consigue. Finalmente el film cierra en falso con uno de esos giros de argumento finales que no sólo son innecesarios sino que sumergen la cinta en una vulgaridad que fácilmente podría haber evitado con un desarrollo más enfocado a la intimidad de los personajes y sus psiques desquiciadas.

Una pequeña decepción. Esa es la sensación final después de ver Cosmopolis, último film de David Cronenberg. No es que nos encontremos ante una mala película, la mano del director canadiense se nota en la potencia visual y en la habilidad para sacar petróleo incluso de un hasta ahora intérprete bajo sospecha como Robert Pattinson. No obstante Cosmopolis confunde en su tono general la metáfora de la caída del capitalismo con una intelectualización excesiva, lo que confiere al film un tono árido, denso y por momentos exasperante. Sí, se parece mucho a un film de David Cronenberg, pero lo que de verdad parece es un guión de Eduardo Punset.

Mucha atención estaba depositada en Berberian Sound Studio (Peter Strickland), una película que venía siendo anunciada como la bomba de este año del festival y respaldada por críticas muy positivas. La sensación final, con gran división entre abucheos y aplausos, posiblemente viene marcada por esta alta expectativa. En el fondo Berberian Sound Studio es un producto casi de orfebrería, trabajado hasta el extremo en el estudio de sonido, la atmósfera y recreación de esos estudios cutres italianos donde el giallo alcanzó sus mayores éxitos. Lo que hace tambalear el resultado final es la frialdad con la que se aborda su temática; hay demasiado distanciamiento entre el fondo y la forma de la película y por ello se echa de menos un poco más de arrojo, de valentía o locura si se quiere. Una cinta que transita por los caminos del Carpenter de En la boca del miedo (In the Mouth of Madness, 1994), por ejemplo, pero a la que le falta ese punto de ironía autoconsciente para refrescar una propuesta un tanto acartonada por su seriedad.

Pero no solo de grandes nombres vive el festival, así que también hemos podido contemplar la ópera prima del realizador catalán Marçal Forès, Animals, cuyo punto de partida nos podría remitir a la reciente Ted (Seth MacFarlane, 2012) pero cuyos caminos argumentales nos aproximan más a Donnie Darko (Richard Kelly, 2001). Una película un tanto alambicada argumentalmente pero que sabe crear atmósfera e inquietud y que transmite hábilmente de forma sutil un cierto aire de Apocalipsis final muy íntimo. Lejos de esta propuesta queda el remake de ¿Quién puede matar a un niño? (Narciso Ibáñez Serrador, 1976) a cargo del director mexicano Makinov. Precisamente el nombre del realizador ilustra perfectamente la realidad de Juego de niños: un remake maquinal, sin alma, frío, que no aporta absolutamente nada a destacar. Cierto es que si se hace abstracción del original, Juego de niños puede resultar correcta, sin alardes. El problema está en que tal abstracción resulta imposible. Es lo que pasa cuando se intenta recrear una obra maestra, que todo sabe a poco.

Finalizamos con la enésima producción coreana presentada. En este caso se trata de Deranged (Yeon-ga-si), una película que argumentalmente se emparienta directamente con Contagio (Contagion, Steven Soderbergh, 2011). Hasta aquí las similitudes porque si el film de Soderbergh no era perfecto lo que nos ofrece el director Park Jeong-woo es un desastre en toda regla. Cámara epiléptica, guión obvio, personajes cliché bordeando la caricatura, etc. En definitiva, si no supiéramos que es una película seria podríamos hasta pensar que estamos ante un “Contágialo como puedas” filmado en Corea y ya sin el mítico Leslie Nielsen. Lo positivo, es que filmes como este vienen a confirmar lo apuntado en otras crónicas: como dijo Leo Benhakker cuando entrenaba al Real Madrid y perdió con el Torino, “La época bonita se ha acabado”.

Publicado en Jump cut | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Comentarios desactivados en Sitges 2012 – Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya (09/10/2012)

Sitges 2011 – Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya (06/10/2011)

Empieza la fiesta

Con la expectación y los nervios habituales nos desplazamos hasta Sitges para dar inicio a nuestra ya anual cita con el Festival. Siguiendo la tradición de las últimas ediciones el pase inaugural se ha otorgado a una producción española, Eva, que además cuenta con los alicientes de ser producida por entero en Catalunya y adentrarse en un género nada habitual en la filmografía nacional como es la ciencia ficción (aunque casos hay, por ejemplo la injustamente olvidada La hora fría, Elio Quiroga, 2006).

El resultado final del film del debutante Kike Maillo se antoja más que satisfactorio. Estamos ante un film cuyo mayor acierto es no dejarse arrastrar por sus magníficos efectos especiales y ser capaz de articular una historia de corte intimista donde el drama humano se mezcla perfectamente con el habitual interrogante sobre la capacidad o no de sentir de los robots. La estética es otra de las virtudes del film, posicionándonos en un mundo de corte claramente retrofuturista sin ubicación exacta tanto en lugar como en tiempo. Ello permite al espectador centrarse de inmediato en lo que realmente importa, la historia y sus personajes. Evidentemente, y más tratándose de una ópera prima, el film no es redondo y adolece de cierto sentimentalismo fuera de lugar (la última secuencia rompe el tono del film por completo) quizás en el intento de compensar una cierta tendencia a la distancia y a la gelidez que el propio ambiente invernal transmite.

Sin salir de este ambiente nos contextualizamos un poco más y nos vamos a los helados páramos de la Alemania rural postnazi. Si La cinta blanca (Michael Haneke, 2009) nos hablaba de la incubación del mal, el film The murder farm (Bettina Oberti, 2009) nos habla de la imposibilidad de erradicarlo. Esta es una película de corte sucio que, mediante sucesivos flashbacks, trata de desentrañar la historia de un asesinato donde todo el mundo parece tener algo que ver. Un film que no deja títere con cabeza y se perfila como un negro retrato sobre la condición humana. Buenas interpretaciones, mensaje contundente y nulas pretensiones. Tres razones para dejarse llevar por el visionado de esta sencilla pero efectiva propuesta.

Y en las antípodas del film alemán está Contagion, nuevo film de Steven Soderbergh que vuelve al cine de grandes presupuestos con un film apocalíptico. Está no es claro una producción a lo Michael Bay, no estamos ante grandes efectos especiales, ni explosiones ni trucos digitales. Se trata de volcarse en el drama humano de los personajes, de su día a día, de cómo viven (y mueren) este relato epidémico que amenaza con destruir la humanidad. No falta en el film una buena dosis de crítica hacia las instituciones, el mercantilismo e incluso el uso demagógico de las nuevas tecnologías. El problema principal radica precisamente en uno de sus aparentes puntos fuertes: su reparto de lujo. Cierto es que los actores están más que correctos, pero son tantas estrellas a repartir que su papel queda demasiado desdibujado aparentando por momentos una lucha por ver quién destaca más en su actuación. Esto arroja una sensación final de cierta decepción, de film bien rodado e intencionado pero que no acaba de cuajar ni en lo formal ni en su contenido.

Punto y aparte de lo que son las películas, el Festival de Sitges de este año me ha sorprendido negativamente por la avalancha de nuevos stands de marcas y compañías que patrocinan el evento. Tampoco es una cuestión de ingenuidad, en los tiempos que corren, con la crisis y los recortes en cultura es obvio que hay que buscar financiación hasta debajo de las piedras pero, por momentos, el Auditori Meliá (enclave principal del festival) se asemejaba más a cualquier carrera de Fórmula 1 que a un evento cinematográfico. Esperemos pues que este detalle no acabe por arruinar el espíritu del Festival en pos de su canibalización comercial.

Publicado en Jump cut | Etiquetado , , , , , | Comentarios desactivados en Sitges 2011 – Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya (06/10/2011)