Archivo de la etiqueta: Ronnie Thompson

Sitges 2012 – ‘Tower Block’ (James Nunn & Ronnie Thompson, 2012)

La sombra de los clásicos

Es interesante constatar cómo el creciente desorden y la cada vez más acusada inestabilidad que sacude a la sociedad global 2.0 se traslada de manera inevitable a la producción cinematográfica mundial –al menos a la del primer mundo–. No es que el cine hable de esta crisis económica –y de valores, no lo olvidemos–, ya que aún asoman las primeras películas que afrontan esta cuestión y faltan por llegar, seguro, piezas mucho más incisivas que las que tenemos hasta ahora. Pero sí que se ve una predisposición considerable por los escenarios caóticos y erráticos en ciertos géneros pero especialmente en el fantástico, que de manera natural ha ido siempre por delante de los demás a la hora de retratar a la sociedad de su tiempo.

Un reciente ejemplo es, sin duda, Tower Block, extraordinaria película que puede parecer una especie de remake encubierto de la mítica Asalto en la comisaría del distrito 13 (Assault on Precinct 13, John Carpenter, 1976). El argumento es ciertamente muy parecido: los últimos inquilinos de un bloque de pisos abandonado son asesinados uno a uno por un francotirador invisible e implacable que los ha encerrado en una trampa mortal. Una premisa simple pero efectiva para desatar ese caos del que hablaba antes, ese escenario de anarquía y confusión en el que prevalece el “sálvese quien pueda”. Tower Block invita a la reflexión –los inquilinos son presionados por una promotora que quiere construir nuevas viviendas– sobre estos momentos tan caóticos que nos ha tocado vivir –con manifestaciones reprimidas brutalmente con métodos fascistas, cuestionamiento diario del orden establecido, hundimientos económico, etc.– y aborda la cuestión en clave metafórica con un muestreo de nuestra sociedad –los protagonistas obedecen a ciertos estereotipos: la chica joven y resuelta, el matrimonio de edad avanzada, el joven inadaptado traficante de drogas, el matrimonio de edad media con hijos, etc.– que se ve atrapado en esta espiral de violencia y desconcierto, de la misma manera que estamos todos atrapados en este nuevo mundo donde reina el caos en el día a día.

La conclusión de Tower Block no puede ser más contundente: es necesario, es imperativo enfrentarnos al desorden cara a cara, y por eso los inquilinos son exterminados uno a uno mientras lo único que buscan es un no-enfrentamiento con el francotirador, una huida, escapar de esa situación. Es una batalla desigual donde las fuerzas están mal repartidas: la película nos muestra a un asesino profesional que vigila a los vecinos constantemente y los aniquila sin piedad en cuanto tiene la menor oportunidad. En el momento en que los inquilinos –los pocos que quedan al final– deciden luchar cuerpo a cuerpo con el terrible asesino, se libra una batalla en la que ya las dos partes están más equilibradas. Un poco como en otra interesante película también proyectada este año en Sitges, Citadel (Ciaran Foy, 2012), donde la crisis económica no es tanto una excusa sino más bien el telón de fondo sobre el que la película navega y pretende reflexionar.

Película áspera, dura y brutal –el ataque inicial a los vecinos es realmente estremecedor–, Tower Block pasa por ser uno de los mejores thrillers vistos en los últimos años, uno de esos en los que el guión es un sólido armazón en el que todas las situaciones están bajo control, no hay nada que chirríe y hay un verdadero desarrollo de personajes. Con precisión de relojería suiza, la película va desarrollando su premisa con eficacia y contundencia –algunas muertes sorprenden no sólo por inesperadas sino por crueles–, generando una atmósfera de tensión que el maestro Carpenter estoy seguro que disfrutaría sin protestar. Y un detalle de agradecer: en unos momentos en los que buena parte del género parece más preocupada de sorprender con giros argumentales finales que de hilvanar un discurso coherente y medido, Tower Block revela al final la identidad del asesino pero está diseñada para que en ningún momento importe. Todo un ejemplo de seriedad.

Publicado en Jump cut | Etiquetado , , , , , , | Comentarios desactivados en Sitges 2012 – ‘Tower Block’ (James Nunn & Ronnie Thompson, 2012)