Archivo de la etiqueta: Nikolas Klement

Paseos por el Documenta Madrid 2014 (y III)

Revisiones

Tres últimas miradas. La situación económica mundial, la crisis, casi ya una forma de vida, es discurso conocido que tenía que tener reflejo en el festival. Der Banker: Master of the Universe (Marc Bauder) es un documental testimonio de un corredor o trader de bolsa, joven profesional en la década de los 80 en Alemania, precursor de las nuevas fórmulas y procesos de trabajo que el neoliberalismo de la Escuela de Chicago comenzó a ejercer en esa década (a través de la liberalización de mercado y decisiones políticas de no control, auspiciadas por la administración Reagan y el gobierno de Margaret Thatcher en el Reino Unido), de cuyos fangos nos han llegado estos lodos. En medio de una planta vacía de las torres de cristal en la ciudad de Frankfurt, una planta abandonada, un espacio fantasmal, resume en una de sus intervenciones el paradigma que hoy en día vivimos: “Hoy la economía especulativa está por delante de la economía real…” El análisis del documental se construye sobre el testimonio de su vida y la fórmula que utiliza el film es la clásica de un documento fílmico narrativo.

The Competition (Ángel Borrego Cubero) es un relevante film con mucha relación a mi modo de ver con Master of the Universe. El documental recoge la competición de varios proyectos arquitectónicos en Andorra; estos proyectos son propuestos a los grandes arquitectos del momento: Frank Gehry, Jean Nouvel… Norman Foster. El gobierno del principado decide realizar un concurso donde poder valorar distintos proyectos para llevar a cabo el centro cultural nacional del principado; bajo contrato se pide que se filme este proceso para realizar un posterior documental, que concluirá con el fallo final y la correspondiente adjudicación. Los cuatro proyectos realizados –en un principio eran cinco, pero Norman Foster al conocer que se filmaría denegó la invitación y salió del concurso– son descritos y se exponen los procesos creativos de los distintos equipos. La dinámica de la creación, las decisiones, los proyectos desechados, las ideas inconclusas y el encuentro de la solución… su correspondiente desarrollo en preciosos layouts y bocetos arquitectónicos levantados en maquetas hacen de la evolución del film y su narrativa un verdadero tour de force, la competitividad y los estados de “histeria” y “euforia” creativa a la hora de entregar los proyectos de los contendientes hacen fluir el film bajo una sorprendente narrativa televisiva. La ironía del documento es su punto y final, tras la presentación de los proyectos y la exposición de los divos de la arquitectura, el correspondiente tribunal político, su cohorte periodística y la profusión de los medios de comunicación del principado, pendientes día y noche del proceso… Todo este gasto, todo este circo se esfuma con el cambio de gobierno de Andorra dejando excluida la competición y por lo tanto exento el concurso. Ninguno de los formidables proyectos es elegido y todo se aparca, o se esfuma, no lo sabemos… Un ejemplo más del mundo que nos toca vivir, mundo tobogán de efecto dominó y cortapisas políticas. El film, con la pretensión del legado arquitectónico y cultural, pasa a ser el ejemplo del legado social y crítico de la maquinaria actual del poder político y sus formas de gobierno, todo un espejo del tiempo que nos ha tocado vivir.

Por último Ekpyrosis (Nikolas Klement) es en toda regla un documental trance, un film de estética y provocación relevante en lo formal. Estancia y convivencia con una comunidad menonita en medio de la pampa, una sociedad endogámica y cerrada, donde la monotonía de los días se desarrolla a través del culto al trabajo y el cuidado de sus tradiciones y creencias. En ese mundo sin “impurezas” encontramos las caras y miradas atentas de los niños y niñas, infantes de ojos azules y pelo rubio e indumentaria decimonónica, miradas que en su extrañeza contaminan el cuadro, provocan la aversión del espectador. El clima con el que el autor sabe dotarlo, un ambiente de rareza y alucinación en medio del páramo argentino, la pampa, ofrece imágenes de un mundo paralelo casi extraterrestre, con seres que parecen no ser normales. El virado del film hacia filtros fríos (azules) genera una textura mortecina en los rostros de estos personajes. Los planos son largos, pinturas donde los trabajos, la casa y el páramo dibujan un cuadro en apariencia bucólico. Los hombres y las mujeres no responden a la cámara, la relación con la lente nos deja con una sensación totalmente esquiva: no sabemos si se han acostumbrado al realizador y al equipo o es que no están vivos, mejor dicho… No son como nosotros. Los niños sí miran a cámara, y uno deja aparcada la extrañeza para comportarse como tal: “yo también hablo argentino”; una voz porteña te acerca a la calidez humana.

Publicado en Jump cut | Etiquetado , , , , , , | Comentarios desactivados en Paseos por el Documenta Madrid 2014 (y III)