Archivo de la etiqueta: Lemon

Americana Film Fest 2018 (III)

Pasión, sordidez y una buena dosis de extrañeza

Concluimos nuestras crónicas del Americana Film Festival hablándoos de algunas de las películas que más nos han interesado: los dos cortometrajes de animación de Don Hertzfeld, la desoladora The Strange Ones y las surrealistas Sylvio y Lemon.

World of Tomorrow I & II (Don Hertzfeld, 2015 y 2017)

Autor de numerosos cortometrajes de animación y ganador de un sinfín de premios internacionales, el animador californiano Don Hertzfeld debutó en el largometraje en el año 2012 con It’s Such a Beautiful Day, película basada en un corto del mismo nombre dirigido por él mismo un año antes. Esta película, que tuvimos la oportunidad de ver en L’Alternativa, Festival de Cinema Independent de Barcelona, muestra a la perfección el universo creado por Hertzfeld, sus múltiples obsesiones y ante todo su incuestionable imaginación. En los dos episodios que conforman World of Tomorrow Hertzfeld da el salto a la ciencia ficción, pero sus inquietudes siguen siendo las mismas. ¿Cuál es nuestra misión en la vida? ¿Qué lugar ocupamos en el mundo? ¿Qué sentido tiene nuestra existencia? ¿Qué papel tienen en nuestra vida los recuerdos? Estas parecen más bien las preguntas que se han hecho a lo largo de la historia del cine directores como Ingmar Bergman, Andréi Tarkovski o Terrence Malick, cineastas serios y en general atormentados que destacan más bien por su capacidad para dirigir dramas. Pero uno de los principales rasgos de la obra de Hertzfeld, en cambio, es su innegable sentido del humor. En apenas 40 minutos y con un estilo visualmente minimalista pero al mismo tiempo al borde de una deliciosa hipertrofia narrativa, Hertzfeld nos narra la historia de Emily Prime, una inocente niña que recibe la visita de un clon suyo, que llega del futuro para explicarle cómo funciona esa realidad que todavía no es capaz de entender. Con cuatro rudimentarios trazos, algunas manchas de color y un guion desbordante, Hertzfeld logra desarrollar una historia de ciencia ficción cuyo único propósito es (nada menos que) el de intentar averiguar cuál es la esencia de la naturaleza humana. O como mínimo, preguntárselo.

World of Tomorrow II (Don Hertzfeld, 2017)

The Strange Ones (Christopher Radcliff, Lauren Wolkstein, 2017)

El joven Nick y el adolescente Sam viajan en coche por Estados Unidos. Aparentemente son hermanos, y aparentemente van de camping. Pero claro, las apariencias, como ya todos sabemos, a menudo nos engañan, y el espectador pronto descubrirá que Nick y Sam tienen mucho que esconder, aunque nadie parezca saber el qué. Christopher Radcliff y Lauren Wolkstein dirigen juntos su primer largometraje, un thriller atmosférico repleto de turbadoras secuencias que poco a poco van introduciendo al espectador en un ambiente oscuro y opresivo. Un filme pausado y con escasos diálogos que opta por la opción más radical, la de provocar un profundo malestar al espectador.

The Strange Ones (Christopher Radcliff, Lauren Wolkstein, 2017)

Sylvio (Kentucker Audley, Albert Birney, 2017)

Y si los directores de The Strange Ones optan por un argumento perturbador y una atmósfera siniestra para conseguir que el espectador se revuelva en su butaca, Kentucker Audley y Albert Birney se decantan con Sylvio por la opción opuesta: la de desarrollar una historia colorista, simple y naif, tan plagada de elementos surrealistas que no se puede tolerar a no ser que el espectador acepte desde el primer minuto el pacto tácito de la suspensión de la incredulidad. Si dicho espectador acepta que es normal que un gorila viva en un apartamento como si fuese un ser humano cualquiera, trabaje como agente de cobro en una oficina y pase sus ratos libres creando espectáculos con marionetas DIY, entonces probablemente sea capaz de disfrutar de una película tan desconcertante como Sylvio, mezcla imposible entre Michel Gondry, Wes Anderson y el posthumor más experimental y underground.

Sylvio (Kentucker Audley, Albert Birney, 2017)

Lemon (Janicza Bravo, 2017)

Terminamos esta crónica hablando de otra película extraña y abracadabrante que ha provocado opiniones diametralmente opuestas entre la audiencia. Se trata de Lemon, el debut en el largometraje de Janicza Bravo. Una historia que a veces parece concebida exclusivamente para provocar, en la que los personajes no tienen sentido del ridículo y las situaciones no se rigen según la razón. Al menos, no según la razón que hasta ahora conocemos. El protagonista de Lemon es Isaac Lachmann, un hombre de 40 años que no tiene más remedio que enfrentarse a sus fracasos, tanto profesionales como personales y amorosos. Un actor en horas bajas que se ve obligado a aceptar la mediocridad de su vida. Abandonado por su novia después de diez años de relación, Isaac encadenará una serie de castings y empleos humillantes y será cuestionado por su familia durante un extraño encuentro. A partir de aquí, un cúmulo de situaciones extravagantes se suceden, provocando la irritación de algunos espectadores y la risa nerviosa de otros. Por momentos, Lemon nos recuerda a algunas comedias de Jared Hess como Napoleon Dynamite (2004) o Gentlemen Broncos (2009), pero a diferencia de Hess, Janicza Bravo estira hasta el límite la sensación de incomodidad y se muestra mucho más inclemente con sus personajes, ofreciéndonos con Lemon una de las comedias negras más enervantes y al mismo tiempo sorprendentes del año.

Lemon (Janicza Bravo, 2017)

Publicado en Festivales, Jump cut | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Comentarios desactivados en Americana Film Fest 2018 (III)