Archivo de la etiqueta: Josetxo Cerdán

Festival Internacional de Cine Documental de Navarra – PUNTO DE VISTA

Muchas, demasiadas veces, y más en los últimos meses, la actualidad cultural parece tener más relación con la crónica de sucesos que con cualquier disciplina artística. Día tras día vemos casos de abuso, de maltrato e, incluso, de asesinato. Ayer nos llegaba una carta del actual director de Punto de Vista, Josetxo Cerdán, comunicándonos la noticia fatal del apuñalamiento vil, cobarde y por la espalda del festival. No trataré de ocultar que estos calificativos responden a un impulso rabioso y parcial pero, hasta que no nos lleguen más datos de lo sucedido, este es el único sentimiento que tiene cabida en mi cabeza.

Por diversos motivos, tuve que pasar años siguiendo el festival desde la distancia, salivando con las crónicas de quienes asistían y consolándome con alguna de sus excelentes publicaciones o celebrando cuando tenía la suerte de cazar alguna de las películas que habían pasado por su programación. Esta rutina se rompió el año pasado, cuando tuve la inmensa fortuna de ser alumno de Carlos Muguiro, fundador del certamen, en el Máster en Estudios de Cine y Audiovisual Contemporáneo de la Universitat Pompeu Fabra. Su generosidad, su pasión meditada y tranquila al hablar de los cines de lo real hicieron de aquellas clases una de las experiencias más enriquecedoras que he vivido en el ámbito académico, y es posible que fuera esto lo que me espoleó definitivamente a acudir a Pamplona a finales del pasado febrero.

Lo que allí encontré fue un festival de (agradecidas) dimensiones humanas, en el que había tiempo para asimilar y comentar lo visto, aunque siempre con la ansiosa impaciencia de saber cuál sería el siguiente plato. Y, lo más importante, encontré una programación problemática, en el buen sentido: me convencieran o no, ante la mayoría de aquellas películas no servían los calificativos que quienes solemos escribir sobre cine tenemos guardados siempre en la recámara, e incluso el debate acerca de lo que es documental y lo que no pasaba a un segundo plano, eclipsado por el mundo que nos mostraba cada uno de aquellos filmes.

Volví a casa con muchas cosas en la cabeza, entre ellas la de que Punto de Vista se acercaba mucho a mi idea de lo que debía ser un festival. Por eso me duele la idea de no poder volver. Jode, y mucho, pero lo que más daño hace es pensar en todos aquellos que no habían podido acudir, que no habían limpiado la mirada en sus pantallas.

Hay, seguro, otras personas que podrán hablar de Punto de Vista con más conocimiento de causa que yo, y lamento que mi capacidad no dé para que este apresurado elogio (quiero aferrarme a la posibilidad de que estamos a tiempo de que no sea una elegía) se salga de los tópicos al hablar de un festival que se caracterizó, precisamente, por desterrar ese término de su vocabulario.

Habrá más noticias y datos sobre este asunto, todavía quedan muchas cosas por hablar con calma y perspectiva pero, ahora mismo, al leer y releer con incredulidad la carta de Josetxo Cerdán crece la angustia por lo que parece obvio: al Punto de Vista no lo ha matado la crisis, sino las mentiras. El pesimismo invita a pensar que estas se cobrarán más víctimas pero la ejecución del certamen pamplonica está teñida de una amarga y simbólica ironía, ya que constata el desprecio de la clase política hacia la realidad. Si esta no tiene cabida en sus planes, mucho me temo que nosotros tampoco.

A continuación, reproducimos la carta íntegra escrita por el Director Artístico del Festival.

El pasado jueves, 15 de septiembre, recibí una llamada en la que se me comunicaba que se suspendía la que tenía que ser la octava edición de Punto de Vista, que debía celebrarse entre el 21 y el 26 de febrero de 2012.

No solo yo, sino parte del equipo del equipo de Punto de Vista llevaba trabajando en el festival desde el mes de mayo, cuando se abrió el plazo de inscripciones (cerca de 500 películas presentadas a fecha de hoy) y empezamos a diseñar los contenidos del programa. El trabajo de varias personas durante cuatro meses, además de otros gastos de programación y producción del festival (como el mantenimiento y seguimiento de las inscripciones, los viajes a festivales o los envíos de material) ahora es una inversión desperdiciada. La programación de Punto de Vista de 2012 está cerrada en un 90%. Tenemos incluso cartel y el anuncio para las salas. Por no hablar de un programa de búsqueda de financiación privada que se había puesto en marcha a principio del verano y parecía que podía empezar a dar frutos en breve.

Todo eso es un esfuerzo personal, profesional y económico que ahora se pierde irremediablemente. Eso, en un momento donde se nos dice que priman las políticas de austeridad. Punto de Vista en su edición de 2011 finalmente consiguió calar entre los diferentes públicos de la ciudad y dejar atrás una etiqueta de elitista que le había perseguido de manera injusta desde su creación: inteligente sí, elitista no. ¿Cómo puede considerarse elitista una actividad cultural que tiene un precio de 3 euros? Punto de Vista es un festival para el disfrute de los navarros y de todas aquellas personas que, cada año, se desplazaban desde diferentes rincones de España, y del extranjero, hasta Pamplona para asistir al evento. Visitantes que llegaban a la ciudad en el frío mes de febrero para aumentar la actividad económica del sector servicios de manera evidente con la ocupación de habitaciones de hotel, comidas y cenas en bares y restaurantes, transportes, etc.

Como han dicho los medios en repetidas ocasiones, Punto de Vista se había convertido en una de las citas cinematográficas más importantes del Estado y de creciente y reconocido prestigio en el extranjero (así lo han atestiguado algunas de las publicaciones punteras como Cahiers du Cinema, Senses of Cinema o Art Forum en los últimos años). Todo ello con un presupuesto total que era hasta tres y cuatro veces menor que algunos de los otros festivales españoles con los que Punto de Vista se comparaba habitualmente en cuanto a calidad. Y así parecía reconocerlo UPN en su programa electoral de mayo, donde afirmaba que Punto de Vista es, o tenía que ser, el ‘programa de referencia’ en el área de cine del actual Gobierno de Navarra. Dichos programas de referencia eran una serie de iniciativas propias a los que era ‘preciso de dotarles de una mayor financiación para incrementar su actividad y promoción’ (Muévete por Navarra. Programa electoral Unión del Pueblo Navarro 2011-2015, pág. 41). ¿Dónde quedan hoy esas promesas electorales? ¿Dónde la defensa de una actividad cultural de reconocido prestigio dentro y fuera de Navarra y España? ¿Dónde el compromiso con un público navarro que el festival ha ido consolidando a lo largo de sus siete ediciones? ¿Dónde, por último, el compromiso con todo un conjunto de profesionales que hicieron posible eso a lo largo de todos estos años y un equipo que lleva trabajando cuatro meses en la nueva edición y ya ha adquirido compromisos con directores de lugares tan diferentes como Alemania, Malasia o Estados Unidos?

Atentamente,

Josetxo Cerdán

Director Artístico de Punto de Vista 2012

Publicado en Jump cut | Etiquetado , | 1 comentario