Archivo de la etiqueta: Josep María Sert

Un paseo fotográfico

En la Rambla, un grupo de turistas posa delante de un Porsche rojo. Unos pasos más allá, en la puerta de la Boqueria, las cámaras enfocan las frutas multicolores. Mientras miles de disparadores atrapan la realidad abigarrada y kitsch del centro Barcelona, cruzo el barrio Gótico y el Born hasta el Arxiu Fotogràfic de Barcelona. Al final de las escaleras aguardan otras imágenes de la ciudad en la que nací, las de la Barcelona gitana del payo chac. Jacques Leonard (1909-1994) inicia su andadura como fotógrafo en 1952 de la mano de Francesc Català-Roca. Enamorado de la bella modelo de pintores Rosario Amaya, la de Leonard es una inmersión vital en las comunidades gitanas del Montjuïc y Somorrostro, que documenta en un ingente fondo fotográfico recuperado en 2009 por el Arxiu Fotogràfic de Barcelona. Junto a la exposición, este año, el documental Jacques Leonard el Payo Chac de Yago Leonard.

Hijo de unos floristas de la calle Joaquim Costa, Joan Colom (1921) se estrena como fotógrafo en 1957, pocos años después del aterrizaje del francés Leonard en Barcelona. La Fundación Foto Colectania expone estos días un conjunto de fotografías del Barrio Chino, espacio predilecto del catalán que a partir de 1958 genera una extensa colección de instantáneas del emblemático barrio barcelonés. En blanco y negro, Colom retrata orondas y sensuales prostitutas haciendo la calle, observadas por proxenetas y clientes -curioso correlato, que interpela al otro mirón, el espectador-. Figuras ajenas a la labor del fotógrafo que, de incógnito, ideó un eficaz sistema para ocultar la cámara. Colom y Leonard comparten la fascinación por la captura del gesto. Pienso en el retrato de Leonard de La Chunga, una bailaora, con su falda de topos suspendida en el aire, en las verbenas y bodas que documenta en sus fotos... Pero mientras Leonard procede de forma instintiva, y su método consiste en disparar a veces incluso sin calcular los parámetros de luz, Colom podía pasar horas observando, con la cámara escondida en la gabardina, pegada al cuerpo, hasta lograr la imagen esperada.

Mientras Leonard, casado con Rosario Amaya, documentaba la Barcelona gitana desde dentro, y Joan Colom, voyeur de incógnito, retrataba el Barrio Chino con su cámara oculta entre la ropa, Francesc Català-Roca (1922-1998) contribuía a dotar a la fotografía de un estatuto artístico casi inexistente en el contexto de la posguerra civil española y la posterior dictadura franquista. La amplia retrospectiva que ofrece La Pedrera sobre el hijo del igualmente célebre fotógrafo Català-Pich es la tercera espléndida muestra fotográfica que nos ofrece la ciudad condal este agosto. Si la de Joan Colom es una exposición abarcable en una sola visita, la de Francesc Català-Roca merece como mínimo un par de revisiones. Desde su visión siempre dotada de un deje de ironía de la posguerra y el franquismo, a sus itinerarios por la geografía española, o su fotografía más geométrica de distintas obras de la modernidad arquitectónica local, la exposición se convierte en un recorrido por la historia de España. Me emociona la huella fotográfica de algunos oficios extintos como el de vendedor de letras de canciones, o la instantánea del escaparate de una sombrerería en la que Roca inmortaliza un móvil del célebre Alexander Calder.

Además de las tres exposiciones que he tenido la ocasión de visitar estos días, tengo pendientes dos más: la que dedica a la obra de Brangulí el CCCB y la colección de fotografías del pintor Josep María Sert (1875-1945). Por eso me alejo de los píxeles de las cámaras de última generación que capturan la Barcelona en venta de los turistas y me sumerjo en otra materia fotográfica bien distinta. Este verano Barcelona transpira emulsión de plata. Y es más que recomendable seguir su estela.

Publicado en Jump cut | Etiquetado , , , , , , , , , | Comentarios desactivados en Un paseo fotográfico