Archivo de la etiqueta: James McAvoy

Inmersión (Wim Wenders, 2017)

Inmersión,  Un amor líquido desbordado por su pasión

Inmersión (2017) es una producción alemano-franco-española dirigida por Wim Wenders que habla del nacimiento y muerte de una relación amorosa entre dos personas apasionadas y desbordadas por su vida profesional y personal; factores que anormalmente guiarán a la pareja a su propia autodestrucción.

Danielle Flinders (Alicia Vikander) y James More (James McAvoy) se conocen en un lejano hotel de la costa de Normandía. El agua será el punto en común a partir del cual esta biomatemática y este ingeniero hidráulico empezaran una relación pasional y amorosa. Tan repentino es su idilio como sus destinos. James More es enviado a Somalia donde es tomado como rehén por el movimiento yihadista y terrorista Al-Shabab, mientras que Danielle Flinders deberá viajar a las profundidades más remotas del océano para demostrar sus teorías del origen de la vida en el planeta, en plena oscuridad.

Mediante una imagen simbólica que parte de los cuadros de Gaspar David Friedrich; como si los dos personajes se adentraran en una de las obras del pintor romántico, el cineasta sitúa a la pareja en un gigantesco acantilado frente al mar como metáfora de la inmensidad de un mundo que los supera totalmente. Las potentes imágenes de los fondos marinos y de los acantilados, además de reflejar una belleza de lo oscuro, apuntan ya la trascendencia que posteriormente la naturaleza tendrá en sus vidas, convirtiendo esos espacios en escenarios que funcionarán como mapa psicológico de los propios personajes.

La inmensidad de los paisajes se equipara a la grandeza de las hazañas profesionales tanto de la curiosa Danielle Flinders, como del concienciado e impulsivo James More. Esta inmensidad, en cambio, contrasta con la juventud de los  enamorados y su tamaño diminuto al lado de estos vastos escenarios.

Mientras que el film comienza con un vínculo claro entre sus personajes y los espectaculares mares, océanos, arrecifes y parajes del norte de Europa; a lo largo del film esta línea se va diluyendo para convertirse en un simple espejo de este enamoramiento trágico. Los contextos dramáticos e inquietantes que  rodean a Danielle Flinders y a James More  se ven totalmente eclipsados por el dolor pasional que siente la pareja por su separación en la distancia.

El uso despiadado del agua como herramienta de tensión geopolítica y militar por parte de Al-Shabab, evitando la construcción de pozos y haciendo que la población muera de sed, queda relegado a un segundo término y se convierte en el decorado de una relación amorosa que nos resulta algo críptica en algunos momentos y poco permeable a su entorno a pesar de la trascendencia de los sucesos que les rodean.

Otro elemento que nos aleja de este vínculo inicial entre los protagonistas y sus escenarios son los propios  militares que secuestran a James More, los cuales son presentados como personajes totalmente planos que han perdido, desde hace tiempo, toda humanidad y son solo conducidos por su fe, hallando en la fuerza de sus creencias religiosas el único motor que los mantiene con vida. En ambas historias, los investigadores, médicos y terroristas que acompañan a los protagonistas son mostrados como zombies andantes que quieren imponer su “plan hegemónico”, hecho que sin querer banaliza el trasfondo social y político de las dos historias.

El cineasta alemán obsequia a sus seguidores con un bello detalle en el momento climático del film. Nos impacta apreciar un cambio drástico de textura visual en el que pasamos de una iluminación típicamente neoclásica y evocadora a un plano sin jerarquías lumínicas, uniforme, realista y crudo del monitor del submarino en el que  la biomatemática explora las profundidades del océano. En el monitor podemos apreciar la imagen de una planta, rodeada por la biodiversidad de un mundo tan oscuro como desconocido y en el que las profundidades del océano exhalan humo. Este cambio momentáneo a una textura documental, a través de la pantalla del submarino, para volver de inmediato  a la imagen jerarquizada del star system; hace de contrapunto a un film que sigue  a rajatabla los cánones convencionales del cine hollywoodiense y que también ha asumido la industria de películas europea. Elementos tal vez necesarios para levantar el film y entramar esta adaptación de la novela de J. M. Legran.

Publicado en Estrenos, Reseñas | Etiquetado , , , | Comentarios desactivados en Inmersión (Wim Wenders, 2017)