Archivo de la etiqueta: FICXixón 49

Top FICXixón 2011

Sección Oficial

L'Apollonide - Souvenirs de la maison close (Bertrand Bonello)* - 8,20

Low life (Nicholas Klotz) - 7,44

La Guerre est déclarée (Valerie Donzelli) - 7,28

Whores Glory (Michael Glawogger)* - 6,79

Take Shelter (Jeff Nichols) - 6,13

Terri (Azazel Jacobs) - 6,00

Un amour de jeunesse (Mia Hansen-Love) - 5,94

Walk Away Renee (Jonathan Caouette) - 5,93

Faust (Alexander Sokurov) - 5,92

Play (Ruben Östlund) - 5,50

El estudiante (Santigo Mitre) - 5,43

The future (Miranda July) - 5,25

Hors Satan (Bruno Dumont) - 5,00

Iceberg (Grabriel Velázquez) - 4,75

Dark Horse (Tod Solondz) - 4,64

Vol Special (Fernard Melgar) - 4,17

Les Géants (Buli Lanners) - 3,50

Michael (Markus Schleinzer) - 2,40

* - Fuera de competición.

Resto de secciones

Road to Nowhere (Monte Hellman) - 7,42

Palácios de Pena (Gabriel Abrantes y Daniel Schmidt) - 7,33

Life Without Principle (Johnnie To) - 6,50

P-047 (Kongdej Jaturanrasamee) - 6,50

Música campesina (Alberto Fuguet) - 6,33

Eighty Letters (Václav Kadrnka) - 5,75

Photographic Memory (Ross McElwee) - 5,75

Avé (Kostantin Bojanov) - 5,70

The Ballad of Genesis and Lady Jaye (Marie Losier) - 5,70

Attack the block (Joe Cornish) - 4,75

Totem (Jessica Kummacher) - 4,33

Dharma Guns (F.S.Ossang) - 3,67

Buenas noches España (Raya Martin) - 3,56

Punk's Not Dead (Vladimir Blazevski) - 3,38

 

Solo se contabilizan aquellas películas votadas por al menos tres personas.

Participaron en la votación:

A cuarta parede: Victor Paz y Pablo González Taboada.

Cineuá: Nicolás Ruiz Jiménez

Contrapicado: Gerard Casau y Ricardo Adalia Martín.

Détour: Laura Menéndez Prendes

Lumière: Miguel Blanco Hortas, Moisés Granda y Fernando Ganzo.

Miradas: Toni Junyent Rosa.

Transit: Cristina Álvarez López, Sergio Morera y Carles Matamoros Balasch.

Publicado en Jump cut | Etiquetado , | 4 comentarios

FICXixón 49: ‘El estudiante’ (Santiago Mitre, 2011)

El estudiante no es una película política porque sus personajes se expresen en términos políticos durante las dos horas de su metraje, sino porque la palabra pronunciada por Roque (el estudiante al que hace referencia el título del film) justo en el final de la cinta aparece para redimensionar todo el sentido de las imágenes. Tomamos su historia en el momento en que decide iniciar una nueva andadura universitaria. Es su tercera carrera después de que otras dos dieran en fracaso. La universidad está revuelta por las elecciones a rector que se presentan en el horizonte. La lucha por el reparto de poder entre estudiantes y profesores configura un campo de batalla, un caos infinito al que Roque solo puede otorgar un cierto sentido a partir del amor que le despierta una profesora adjunta. Un mitin estudiantil, un café y una fiesta: secuencia sentimental de la génesis de una nueva pareja. Lo íntimo y lo colectivo han quedo presentados; comienza el juego.

Partiendo de unos mínimos llegamos a lo máximo; a la corrupción, la traición y el politiqueo más miserable. Del aula, a la realidad de todo un país. De la historia más reciente, al tiempo de los conquistadores de Latinoamérica. Porque El estudiante es una película que se expande deslizándose hábilmente de historia en historia, obviando cualquier tipo de cronograma. No estamos muy lejos de las Historias Extraordinarias de Mariano Llinás. De hecho, como podemos leer en lo títulos de crédito, la idea original le pertenece. Pero Santiago Mitre toma la esencia de su maestro para dejarla cerca de la formula de su productor, Pablo Trapero, del que ha sido guionista en algunos de sus trabajos. ¿Debería suponer esto un problema? ¿Deberíamos lamentar que haya reducido la complejidad del trabajo de Llinás, de que solo tengamos a un personaje protagonista, de que el amplio espacio de la comarca ahora no sea más que una facultad y sus alrededores? Desde luego que no. Lo que lo que importa de El estudiante es la experiencia que Roque va adquiriendo en cada movimiento, en cada tarea que se le va encomendado a medida que va tomando partido dentro del juego en que se ve envuelto. Porque El estudiante es, ante todo, una película sobre la experiencia. Un estudio acerca de cómo la adquiere un individuo y de cómo conforma su identidad.

Llegamos al momento de la verdad, de ponerla a prueba. Roque debe dar una respuesta y Mitre le coloca solo en el encuadre. Él, al igual que todos los directores argentinos cuando se ponen detrás de una cámara, también debe responder a otra igual de complicada; ¿Qué hacer con toda la memoria de un país que ha sido heredada? Uno dice “No”, el otro le acompaña. Mitre se queda con Roque, con su palabra. Pone fin al metraje con un corte de montaje. Ha tomado partido colocándose en contra. Su decisión, tan heroica como la de Roque, invalida el uso de sus imágenes, convirtiéndolas en un mero fetiche que desfila por una pantalla. Porque estar en contra supone, en realidad, una forma indirecta de alimentar al contrario para perpetuar la estructura que sostiene a ambos.

Hace algunos años Liverpool ganó en FICXixón el mismo premio que El estudiante. Aunque Lisandro Alonso contestaba de manera diferente: “Farrel por un lado, yo por otro”, parecía decirnos después de abandonarlo a su suerte. Tomaba posición dentro del espacio al que nos había conducido para configurar un nuevo lugar desde el que relacionarse con la memoria de una manera muy determinada exponiendo, además, una pregunta bastante compleja ¿Qué significa actuar políticamente? Al final de metraje una palabra muda aparecía para resignificar todas las imágenes: “Liverpool”. Ni si ni no. Ni a favor ni en contra. Condición de lugar abierto, de transito de lo inconcluso, sobre la que podría llegar a construirse una nueva relación con el lenguaje. A partir de entonces, tomar la voz, ejercer la palabra, conformarnos como sujetos políticos de pleno derecho, pasaría a ser solamente cosa nuestra.

 

Publicado en Jump cut | Etiquetado , , , , , , , | Comentarios desactivados en FICXixón 49: ‘El estudiante’ (Santiago Mitre, 2011)

Top FICXixón 2011 – Coda (25-26/11/2011)

Terri (Azazel Jacobs, 2011) - Sección oficial

Cristina Álvarez López (Transit): 4

Nicolás Ruiz: 6

Victor Paz: 6

Ricardo Adalia: 8

The Forgiveness of Blood (Joshua Marston, 2011) - Sección oficial

Pablo González Taboada: 4

The Woman in the Fifth (Pawel Pawlikowski, 2011) - Sección oficial

Victor Paz: 6

This is Not a Film (Jafar Panahi, 2011) - Sección oficial

Victor Paz: 5

Nicolás Ruiz: 6

Punk's Not Dead (Vladimir Blazevski, 2011) - Rellumes

Nicolás Ruíz: 4

Victor Paz: 4

Fernando Ganzo: 3,5

Ricardo Adalia: 2

Palácios de Pena (Gabriel Abrantes y Daniel Schmidt, 2011) - Llendes

Cristina Álvarez López: 7

Nicolás Ruiz: 7

Ricardo Adalia: 8

Accidentes gloriosos ( Mauro Andrizzi y Marcus Lindeen, 2011) - Esbilla

Cristina Álvarez López : 1

Toni Junyent: 5,5

The Stoker (Aleksey Balabanov, 2011) - Esbilla

Pablo González Taboda: 5,5

Vikingland (Xurxo Chirro, 2011) - Llendes

Miguel Blanco Hortas: 8

Publicado en Jump cut | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Comentarios desactivados en Top FICXixón 2011 – Coda (25-26/11/2011)

FICXixón 49: ‘Declaración de Guerra / La guerre est déclarée ’ (Valérie Donzelli, 2011)

Declaración de Guerra / La guerre est déclarée baila portentosamente sobre el difuso límite que separa lo sublime de lo ridículo, y bien podría considerarse como las Histoire(s) du cinéma de ese límite. Tiene algo del primer Godard, de Demy, de Honoré, de todo ese cine que ha utilizado el trazo grueso de manera liviana para enfrentarse a lo indecible, a lo irrepresentable. Porque lo que se trae entre manos es algo demasiado grande para contarlo desde su misma altura. ¿Cómo hacer entonces? Yéndose a su contrario, a su opuesto. Primero el amor: Música ligera en la banda de sonido para acompañar a Romeo (Jérémie Elkaïm) y Julieta (la propia directora, Valérie Donzelli) paseando distraídamente por la ciudad, disfrutando alegremente de unas atracciones de feria. Partiendo de una mirada furtiva en una fiesta, queda representada en un par de minutos la génesis de su relación. Después aparece el cáncer que sufre su hijo. A partir de aquí Declaración de Guerra / La guerre est déclarée queda predispuesta para la tragedia, para el valle de lágrimas: tenemos un drama hospitalario, un niño al borde de la muerte y una pareja que debe poner a prueba su vínculo en la dificultad. Pero también el recuerdo de la propia Valérie Donzelli; su segundo trabajo como directora es la narración de su experiencia y el agradecimiento a todo el equipo médico que logró salvar la vida a su hijo. A estas alturas, el panorama no puede ser más desfavorable.

La guerra a la adversidad ha sido declarada. ¿Cómo hacerle frente? Desde la insistencia; acudiendo una y otra vez al pediatra cuando todo no es más que una amenaza. Desde la rutina; pasando por el hospital a la misma hora o esperando con un cigarrillo en la mano delante de la misma puerta cuando aparece la certeza de la enfermedad. Pero la vida de la pareja continúa aunque ya no sea tan luminosa, aunque viva instalada en una guerra tan fría como la fotografía que les retrata. Es el momento de dar un poco de colorido a base de brochazos. Aquí florece la habilidad de Donzelli para recubrir la realidad asfixiante a partir de esos momentos que podrían componer las historias del cine de ese límite ente lo sublime y lo ridículo. Quedan tan cerca, que las relaciones que entablan son capaces de generar una potencia capaz de dar la vuelta a lo impensable, de convertir lo banal en algo muy diferente. Como caminar por el pasillo de un hospital o esperar a que aparezca un cirujano. Ahora son gags que han adquirido la capacidad de aliviar lo que comienza a ser demasiado pesado.

Al final el niño se salva. No es ningún secreto ni debe serlo. Declaración de Guerra / La guerre est déclarée no va de eso. La propia directora se encarga de recordárnoslo a cada plano: Su historia no es nuestra historia, y el manejo de los más variados recursos cinematográficos [1] abren el intervalo donde nos coloca para vivir el intercambio entre ambos. Ella a lo suyo: el homenaje. Nosotros a lo nuestro: disfrutar de un vaivén emocional sin parangón dentro del cine contemporáneo. Un aplauso.


[1] Son incontables. Caben todos lo que se pueda imaginar el lector.

Publicado en Jump cut | Etiquetado , , , , , | Comentarios desactivados en FICXixón 49: ‘Declaración de Guerra / La guerre est déclarée ’ (Valérie Donzelli, 2011)

Top FICXixón 2011 – 24/11/2011

Walk Away Renee (Jonathan Caouette, 2011) - Sección oficial

Carles Matamoros (Transit / Dirigido por) : 5

Pablo González Taboada: 7

Ricardo Adalia: 0

Miguel Blanco Hortas: 8

Victor Paz: 8

Moises Granda 7

Fernando ganzo: 6,5

Vol Special (Fernard Melgar, 2011) - Sección oficial

Carles Matamoros: 6,5

Ricardo Adalia: 7

Laura Menéndez Prendes: -1

Michael (Markus Schleinzer, 2011) - Sección oficial

Moisés Granda: 0

Ricardo Adalia: 6

Miguel Blanco Hortas: 0

Fernando Ganzo: 0

Laura Menéndez Prendes: 2

Carles Matamoros: 4

Música campesina (Alberto Fuguet, 2011) - Esbilla

Ricardo Adalia: 7

Fernando Ganzo: 5,5

Carles Matamoros: 6,5

Publicado en Jump cut | Etiquetado , , , , , , , | 1 comentario

FICXixón 49: ‘Low Life’ (Nicolas Klotz, 2011)

“El arte está hecho para que no guste a nadie” (Un amour de jeunesse.)

Como en las ocasiones anteriores que he acudido a este festival, continúo invirtiendo gran parte de mi tiempo libre en tratar de encontrar el lugar donde Kiarostami rodó el primero de los cinco capítulos que conforman Five. Recorro el paseo marítimo de arriba a abajo, me siento en diferentes bancos para tomar perspectiva, me detengo casi involuntariamente cuando creo descubrir esa pequeña parcela que utilizó como escenario. Nunca he tenido la sensación de estar más o menos cerca del lugar donde el maestro iraní plantó su cámara. Pero este año algo ha cambiado. Siguiendo la misma metodología, me he sentado en un banco cualquiera, y justo en el momento en que comenzaba a mirar fijamente hacia el mar, un rayo de luz que lograba abrirse paso entre las nubes que habían dejado unas cuantas precipitaciones durante los últimos días me ha empujado a girar la cabeza involuntariamente para no quedar deslumbrado. En ese momento he dejado de ver a la gente como siluetas enfrentadas a un paisaje y he comenzado a fijarme en sus rostros. La gran mayoría no transmitían nada, eran como copias perfectas de un original estandarizado. Pero en muchos otros todavía quedaba toda la plenitud de la alegría, la tristeza o la melancolía. Sentí extrañeza. Miré el reloj. Había llegado la hora de Low Life.

Sorpresa: En un momento de Low Life el inmigrante afgano que protagoniza el film le dice a su chica que suele detenerse en algunas estaciones de metro a mirar el rostro de la gente que deambula por ellas. Él también percibía que de esos rostros habían desaparecido sus rasgos identitarios. Pero no deja de ser un síntoma del cuerpo al que acompaña. Porque Low Life es, ante todo, una película que pretende pensar su tiempo desde ciertas coordenadas del pensamiento biopolítico. Aquí los cuerpos viven bajo un régimen “low life” porque diferentes mecanismos de control han conseguido someterlo, apaciguarlo. ¿Cómo hacer para conseguir hacer de ella una “high life”? Con “un grito que ya no despierte a los que duermen, sino a mí mismo del sueño”. Del sueño de la igualdad por el que transitamos permanentemente. Con un gesto similar al de un bailaor flamenco en pleno trance de su baile, sintiendo toda la potencia que le trasmite la tierra donde golpea sus pies. Su cuerpo tiembla, vive en una guerra civil entre su “adentro” y “afuera”. “¡Es la guerra civil! ¡No la percibís! ¡Estamos todos en guerra!” afirma apasionado otro de los personajes. Siente, desea, anhela. Y esto ya es mucho dentro de una película donde todos los cuerpos que la pueblan tienden a la caída, al derrumbe, a su propia ruina.

No me cabe duda de que el último trabajo de los Klotz será despreciado durante unos largos años porque no presenta la factura estética y la sobriedad de La cuestión humana. Ahora todo es pose, decorado, máscara. Una copia perfecta de El diablo probablemente (Robert Bresson, 1977). Pero lo falso es un punto de partida, como las variables en la formulación de una hipótesis. La generación de nuestros padres era capaz de ver el fondo de una imagen, su puesta en escena, la calidad de la actuación de los actores, los detalles del vestuario, etc. Para la nuestra, la de los hijos en los que se centra Low Life, solo existen imágenes, superficie. Una imagen es una imagen, y su sentido no se encuentra ya en el discurso que las organiza, sino en el roce con otras imágenes. Sobre esta diferencia se despliega la tarea política de Low Life, articulada, además, desde un profundo aliento poético que reclama un nuevo tipo de mirada, lenguaje, arte, pasión. Es decir, de vida.

Publicado en Jump cut | Etiquetado , , , , , | Comentarios desactivados en FICXixón 49: ‘Low Life’ (Nicolas Klotz, 2011)

Top FICXixón 2011 – 23/11/2011

Un amour de jeunesse (Mia Hansen-Love, 2011) - Sección oficial

Fernando Ganzo: 2

Moisés Granda: 7.5

Miguel Blanco Hortas: 7

Ricardo Adalia: 7

Pablo González Taboada: 7

Fernando Ganzo: 2

Cristina Álvarez López : 9

Carles Matamoros: 6

Hors Satan (Bruno Dumont, 2011) - Sección oficial

Ricardo Adalia: 7

Moisés Granda: 7

Miguel Blanco Hortas:3

Pablo González Taboada: 4

Cristina Álvarez López : 7

Fernando Ganzo:2

Carles Matamoros: 5

Totem (Jessica Kummacher, 2011) - Rellumes

Ricardo Adalia: 5

Pablo González Taboada: 2

Nicolás Ruiz: 6

Life Without Principle (Johnnie To, 2011) - Esbilla

Victor Paz: 4

Nicolás Ruiz: 7

Pablo González Taboada: 6,5

Miguel blanco hortas: 8,5

Fernando Ganzo: 8

Carles Matamoros: 7

Publicado en Jump cut | Etiquetado , , , , , , , , | Comentarios desactivados en Top FICXixón 2011 – 23/11/2011

FICXixón: Día…¿Día?…Las horas

A medida que van pasando los días se va adquiriendo una perspectiva de conjunto del festival. La inevitable jerarquía marcada por el orden de la programación comienza a deshacerse en una especie de flujo continuo sobre el que las imágenes comienzan a rimar descontroladamente. Se conforma una dinámica armónicamente acelerada que cada vez adquiere más y más velocidad. Y que, por supuesto, te atrapa y arrastra hasta llegar a perder el control sobre la percepción de lo real. Pero esa pérdida de las coordenadas temporales también ayuda a apreciar el tiempo de otra manera. Fruto de esta circunstancia, creo que he podido dibujar una línea asociativa entre algunas de las sesiones de las 9:30 de la mañana, en las que han venido pasando una serie de películas que comparten el denominador común de la infancia y la preadolescencia como tema.

En Play, Ruben Östlund, después de su sorprende Guitar Mongoloid, continúa trabajando una nueva forma de realismo distanciando (que puede llegar a convertirse en rasgo de estilo para las generaciones que le precedan) sobre un juego un tanto peculiar. A la manera de Funny Games (Michael Haneke, 1997), un grupo de preadolescentes pretende robar a otro grupo de chavales de su misma edad desplegando un plan en el que ya no vale el objeto a conseguir, sino todo el calvario que les deben hacer pasar. Play, juego, que además ya no es divertido, ni violento, ni macabro. Juego sin atributos, pero como consecuencia del mismo bienestar producido por una sociedad postcapitalista. Lamentablemente, la película se diluye cuando el director hace obvia una interesante reflexión sobre la inmigración y la mirada que dichas sociedades proyectan sobre ella.

Play comparte con Le Géants la figura ausente de los referentes paternos. En este trabajo de Bouli Lanners (viejo conocido del festival), unos niños han sido abandonados por su madre durante el verano en una región agrícola de Francia. El único contacto con ella es a través de un teléfono móvil del que renegarán cansados de las excusas que les da su madre para no volver. Entre ríos, campos de maíz, anhelan huir de ese lugar para ir hacia el sur, hacia España. Los chavales se mueven a la deriva, experimentando las dificultades de la vida, de lo que supone el peso de hacerse cargo de ella. Su excesivo simbolismo hace que la película se mueva tan a la deriva como sus protagonistas.

En Iceberg tenemos más de lo mismo. Aquí se trata de un retrato coral de una serie de niños en el umbral de la adolescencia. O están a punto de pasarlo, o acaban de pasarlo. Viven solos, apartados, en la marginalidad. Algunos necesitan interpretar el papel en una obra de teatro para conformar su identidad. Otros matar peces en una piscifactoría con bombas caseras. Gabriel Velázquez desaprovecha todo lo que sugiere el título de su película; en lugar de mostrar la punta de un enorme iceberg, parte de ella para llegar hasta el fondo, para poner sentido a una interesante propuesta inicial de personajes aislados y las consecuencias de sus actos.

Después de este tríptico me surge una duda: ¿El problema de los jóvenes hoy en día puede asociarse todavía a la ausencia de figuras paternas o maternas? Salgo a la calle y llego corriendo hasta mi café favorito. En Gijón está lloviendo. Me he mojado los pies con un charco situado delante de uno de esos grupos de jóvenes que todas las tardes conversan distraídamente en los bancos de la plaza por la que se accede a los cines centro. Quizás debería haberme expresado mejor: está lloviendo en Gijón.

Publicado en Jump cut | Etiquetado , , , , , , | Comentarios desactivados en FICXixón: Día…¿Día?…Las horas

Top FICXixón 2011 – 22/11/2011

Faust (Alexander Sokurov, 2011) - Sección oficial

Nicolas Ruíz: 7

Ricardo Adalia: 4

Pablo González Taboada: 7

Fernando Ganzo: 4

Cristina Álvarez López : 6,5

Carles Matamoros: 7

 Whores Glory (Michael Glawogger, 2011) - Sección oficial

Ricardo Adalia: 7

Victor Páz: 6

Nicolás Ruíz: 6

Toni Junyent: 7,5

Pablo González Taboada: 7

Cristina Álvarez López : 7

Carles Matamoros: 7

 

El estudiante (Santigo Mitre, 2011) - Sección oficial

Ricardo Adalia: 1

Victor Paz: 7

Moisés Granda: 7

Fernando Ganzo: 6,5

Cristina Alvaréz López: 4

Miguel Blanco Hortas: 6

Carles Matamoros: 6,5

Dharma Guns (F.S.Ossang, 2010) - Géneros mutantes

Ricardo Adalia : 7

Pablo González Taboada: 1,5

Fernando Ganzo: 2,5

Publicado en Jump cut | Etiquetado , , , , , , , | Comentarios desactivados en Top FICXixón 2011 – 22/11/2011

Top FICXixón 2011 – 21/11/2011

Low life (Nicholas Klotz, 2011) - Sección oficial

Ricardo Adalia: 10

Víctor Paz: 9

Fernando Ganzo: 3

Miguel Blanco Hortas: 8,5

Pablo González Taboada: 6

Toni Junyent: 8

Cristina Álvarez López : 9

Carles Matamoros: 6

Iceberg (Grabriel Velázquez, 2011) - Sección oficial

Miguel Blanco Hortas: 3

Víctor Paz: 7

Ricardo Adalia: 5

Pablo González Taboada: 4

Avé (Kostantin Bojanov, 2011) - Rellumes

Moisés Granda: 5

Miguel Blanco Hortas: 6

Víctor Paz Morandeira: 7

Pablo González Taboada: 5,5

Carles Matamoros: 5

 

Eighty Letters (Václav Kadrnka, 2011) - Rellumes

Víctor Paz: 7

Miguel Blanco Hortas: 5

Ricardo Adalia: 6

Cristina Álvarez López : 5

Publicado en Jump cut | Etiquetado , , , , , , | Comentarios desactivados en Top FICXixón 2011 – 21/11/2011