Archivo de la etiqueta: El Artista

‘El hombre de al lado’ (Mariano Cohn & Gastón Duprat, 2009)

El hombre de al lado y el extraño que hay en mí

El hombre de al lado no es una simple historia sobre la aversión hacia un vecino obstinado en poner en jaque nuestra paciencia. Tampoco es una mera comedia negra tintada con toques ácidos que despierta en el espectador más de una carcajada. La de Mariano Cohn y Gastón Duprat es una película que revela lo absurdo, cruel e irritante de la burguesía intelectual contemporánea, la cual repulsa hasta decir basta. Los directores argentinos se sirven de una radical oposición para poder caricaturizar salvajemente a dicha clase social: frente a la frivolidad, el elitismo y la prepotencia, valores abanderados por esa jet, se contraponen la sencillez, la naturalidad y la tosquedad de un hombre de a pie. Dos universos antitéticos que se verán forzados a compartir un mismo tiempo, pero sobre todo, un mismo espacio.

Leonardo, personaje interpretado por un genial Rafael Spregelburd, es un reconocido diseñador que parece tener éxito tanto en su vida profesional como personal. Como un clarísimo representante de esa élite burguesa, Leonardo tiene la vida muy bien resuelta y una personalidad claramente definida. Es por esto que parecería absurdo pensar que la irrupción de Víctor, un perfecto desconocido, fuera a dar al traste con todo ello. Sin embargo, la intención de llevar a cabo una pequeña obra en la vivienda de Víctor, interpretado por el espléndido Daniel Aráoz, hará tambalear el mundo artificial y superfluo de Leonardo. La obra consiste en la construcción de una ventana orientada hacia la casa del intelectual, quien se opone rotundamente y lo interpreta como un ataque intolerable hacia su intimidad. Éste es el punto de arranque de una guerra fría que, si bien en un primer momento se espera que sea bilateral, pronto se revelará como un enfrentamiento solitario de Leonardo contra sí mismo, quien acabará por descubrir su lado más oscuro.

El brillante guión de Andrés Duprat dibuja el conflicto entre dos mundos con una visión agriamente sarcástica y es precisamente el uso de esa ironía como motor del relato, juntamente con la explotación de la figura del oxímoron como enfatizante de la comicidad, lo que permitirá dotar al film de una sofisticada vis cómica que atribuye ligereza narrativa a una historia cuyo sorprendente desenlace teñirá definitivamente todo el largometraje de un tono maquiavélico sin comprometer su acento cómico. Como resultado, el film se revela como una crítica feroz hacia la burguesía moderna, ridiculizada hasta la saciedad en numerosas escenas: la “adoración” de un gadget electrónico en la sesión de yoga, la confusión de martillazos con la melodía de una pieza de música o la pedante conversación en la cena que Leonardo celebra en su casa son claras muestras de ese hilarante y acidísimo retrato que destila humor en grandes dosis.

Asimismo, Duprat y Cohn han hecho una apuesta por una estética concebida desde un sentido plástico claramente original y muy pensado (tanto la puesta en escena como el ritmo impreso en el montaje) que otorga al largometraje una frescura que permite acomodar muy plausiblemente los criterios artísticos con los narrativos. Como efecto, la cinta es un must see por múltiples razones entre las que cuentan su originalidad, su magnífico elenco y su humor inteligente. No es de extrañar pues que El hombre de al lado haya cosechado premios en certámenes como el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata o el Festival de Sundance.

Mariano Cohn y Gastón Duprat consiguen con El hombre de al lado dar a luz un film que da fe de la fertilidad creativa de ambos directores, quienes ya llevan trabajando juntos casi veinte años y entre cuyos largometrajes se encuentran Enciclopedia (1998), Yo, Presidente (2006) y El Artista (2008), obras que evidencian la búsqueda de un cine que explore nuevas ideas y que hable con voz propia; espíritu que se manifiesta, una vez más, en su último film.

Publicado en Estrenos | Etiquetado , , , , , | 1 comentario